Experiencias

Comunidad Valenciana

Esta comunidad es una de las pioneras en protección paisajística y ha desarrollado muy extensamente la materia, mediante la Ley 4/2004, de 30 de junio, de Ordenación del Territorio y Protección del Paisaje y el Decreto 120/2006, de 11 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento del Paisaje.

Tabla

La legislación valenciana define el paisaje en todas sus dimensiones, como un criterio de las políticas de ordenación territorial y urbanística y de cualquier otra con incidencia territorial.

Las características de esta normativa son:

• Incorpora mecanismos innovadores de participación pública en la ordenación territorial y del paisaje.

• Se determinan por vía reglamentaria las Normas de aplicación directa y las Directrices de integración para los Estudios de paisaje.

• Las medidas y acciones de ordenación del paisaje se confían a las Normas de integración.

• Se crea la categoría de “Sistema de espacios abiertos”.

• Los Programas de paisaje materializan las acciones de gestión. Los planes de ordenación del territorio, los planes generales y los instrumentos de planificación urbanística que prevean un crecimiento urbano incorporarán un estudio sobre el paisaje que necesariamente deberá identificar los hitos geográficos y aquellas características del territorio que constituyan referentes del paisaje del ámbito de la planificación y ordenación

• La Generalitat aprobará un Plan de Acción Territorial del Paisaje en el que, además de identificar y proteger los paisajes de relevancia regional en el territorio valenciano, se establecerán directrices y criterios de elaboración de estudios de paisaje, de su valoración y de su consecuente protección. Para conseguir estos fines, los planes de acción territorial y los planes generales deberán contener un estudio de paisaje

• El paisaje actuará como criterio condicionante de los nuevos crecimientos urbanos y de la implantación de las infraestructuras.

Se regulan las denominadas Cuotas de sostenibilidad derivadas de actuaciones en suelo no urbanizable según las cuales:

• Los ingresos procedentes del canon establecido para las actuaciones en el suelo no urbanizable con declaración de interés comunitario serán destinados íntegramente a actuaciones tendentes al mantenimiento y recuperación del territorio o del paisaje, en el ámbito del propio municipio.

• Las actuaciones implantadas a través de planes especiales compensarán al Fondo de Equidad Territorial en concepto de cuota de sostenibilidad con el importe equivalente al coste de las dotaciones y obras de urbanización que hubieran resultado de su implantación sobre suelo clasificado como urbanizable establecidas en la legislación urbanística vigente.

El Reglamento valenciano del paisaje, consciente de su dificultad práctica, reconoce que el carácter novedoso no se convierta a medio plazo en una frustración o en mera retórica. Aspectos a destacar:

• Los Estudios de Paisaje que acompañen a los planes territoriales y urbanísticos establecerán puntos de observación, miradores u observatorios incluyéndolos, siempre que sea posible, en itinerarios paisajístico-recreativos que contribuyan a la puesta en valor de los recursos paisajísticos, faciliten la contemplación del entorno territorial y de las vistas más significativas de cada lugar, y ayuden a conocer e interpretar su estructura espacial.

• Los planes a los que se refiere el párrafo anterior, incluirán los puntos de observación en su documentación con eficacia normativa y delimitarán zonas de afección paisajística en su entorno inmediato que impidan la formación de pantallas artificiales para las vistas más relevantes, quedando prohibida la posibilidad de edificar en dichas zonas.